lunes, 30 de septiembre de 2013

Puertas

Estoy en una sala circular cerrando y abriendo puertas sin parar. Ni siquiera miro al otro lado, las cierro y abro de forma mecánica. Golpes casi rítmicos de goznes y madera que cruje. El sonido de lo que apenas es. No tiene sentido.

Estoy en un patio circular, hay sólo una puerta, por la cual entré.
En medio del patio hay una fuente y se puede ver el cielo sobre los arcos de piedra. El único sonido es el de las gotas de agua pasando de un plato de la fuente a otro, del mas pequeño al mas grande. Forman suaves ondas y sólo yo me reflejo en ellas. Sigue sin tener sentido.

Es el recuerdo de algo que soñé, y el sueño de algo que viví.





No hay comentarios:

Publicar un comentario