jueves, 25 de febrero de 2016

Ningún poema triste

NINGÚN POEMA TRISTE

Los poemas no son tristes.
Lloran como niños,
sólo por hambre o sueño,
porque no quieren estar solos
en su cuna de madera.

Nacen en el instante mismo
de la palabra escrita.
Y van paso a paso
aferrados de esta mano
que hechizada los sujeta.

Son inocentes por naturaleza,
nosotros los convertimos
en lo que serán.
Dulces, amargos, afilados
hijos malditos del poeta.

Tienen mi boca y mi nariz,
algo de tus ojos negros
e incluso rasgos de otra tierra.

Me resisto a verlos crecer,
dejarlos partir,
con este punto que los cierra.


Carmen Jubete, Contrafuego.


miércoles, 17 de febrero de 2016

Mujeres del siglo XXI


Undine, de Henri Fantin-Latour.
















MUJERES DEL SIGLO XXI

Qué hacemos nosotras
las débiles, las sensibles, las condenadas
llevando el peso del mundo.
Qué hacemos sin ser madres ni buenas hijas
sin cuidar de nuestro pelo
ni de las apariencias
(que ya no nos engañan.)
Qué hacemos si no nos asusta el fuego
si nos gusta nuestro cuerpo
y nuestra mente libre.
Qué hacemos con los prejuicios
si ya no nos entran por la cintura
si queremos ser planetas redondos y estrellados.
Qué hacemos si no somos perfectas
si nos equivocamos como humanos
si amamos como cualquiera.
Qué hacemos si elegimos este camino u otro
si nos movemos  buscando una felicidad
en la infinita soledad de estas mareas.

Carmen Jubete, Contrafuego.