jueves, 8 de septiembre de 2016

Dos


II

El problema no es esto.
ESTO.
Palabras.
Palabras ordenaditas.
Cuidadosamente seleccionadas.
Solo lo mejor de la fruta.

El problema es que me rechinan los dientes.
Me rechinan por la noche
como si quisieran morder
masticar
lo que se hace bola
y no baja.

Antes
me gustaba viajar en autobús.
Mirar por la ventana.
Comer el sándwich blanducho
envuelto en papel de plata.

Ahora pienso mucho.
Pronombres.
Números.
Esta batería que no dura nada.
Aquello que dije a un muchacho rubio a los 14.

Los viajes
son cada vez
más largos.

Y el sándwich
cada día
más difícil de tragar.

Carmen Jubete, Contrafuego

No hay comentarios:

Publicar un comentario