lunes, 17 de noviembre de 2014

Sweet Home

Tenemos tantas patrias como amigos en el mundo,

amigos como patrias,

mundos.

Mi casa es solo un nombre.
Tiene una terraza donde se asoman las cigüeñas,
y uno, dos, tres gatos en la ventana.
Unas escaleras de piedra gastadas por millones de pisadas,
un salón lleno de amigos,
y solo uno perdido.
El ascensor funciona 2 de 3,
mi habitación es un reino de nubes veloces,
en la cocina puedes encontrar patas de pollo
y el sol prende fuego a la ventana cada amanecer.

Esta casa,
la casa de las luces encendidas,
la casa de la lluvia,
la casa de al lado.

¡Ya son 10 las puertas de mi casa!

Por eso a veces es mas fácil
simplemente
dormir en otro sitio.